MICRORRELATOS: “La mesa”

LA MESA

Me encantaba hacer los deberes sobre esa mesa. Al principio mi madre no me dejaba que la utilizase. Decía que la estropearía, que estaba pensada para las grandes celebraciones con la familia y amigos, pero le prometí que sería cuidadosa, que nunca la mancharía ni le haría una señal. Y confió en mí.

No sé por qué me atraía tanto, si era su color, su tacto, su olor. Quizás porque parecía indestructible, o porque el nombre del árbol del que provenía su madera me hacía gracia, el ipé. Sea lo que fuere, allí me sentía a gusto.

Un día me pidieron que hiciese una redacción de mi rincón favorito del mundo y sin pensarlo quise hablar de esa mesa. Mi seño decía que eso no podía ser, que quería que le hablásemos de un lugar, de un pueblo, de un paisaje, alguna ciudad que hubiésemos conocido. Así que, para no dar mi brazo a torcer, decidí buscar información sobre el lugar donde crecía aquel árbol tan misterioso.

Mis investigaciones por la red me llevaron hasta la Amazonia brasileña, y mis ojos se iluminaron al comprobar que la selva era uno de esos lugares que buscaba la seño. Pero mi ilusión duró poco. Aquella tarde aprendí que para encontrar uno de esos árboles, había que adentrarse en el corazón de la selva, y para ello, las empresas madereras no dudaban en arrasarlas. Descubrí que las tribus indígenas que llevaban cientos de años viviendo de lo que la naturaleza les daba, eran aniquiladas y con ellas su cultura, sus tradiciones, sus costumbres, su legado. Comprendí que cada uno de nuestros actos, de nuestros caprichos, de nuestras comodidades tienen consecuencias.

Ahora cada vez que alguien alaba esa mesa, yo le cuento su historia, sin escatimar en detalles. Es mi manera de proteger su mundo, tu mundo.

Autor: Moi

En la frontera entre Perú y Brasil vive la mayor concentración de pueblos indígenas no contactados de la Tierra. Es muy poco lo que sabemos de ellos, pero sí sabemos que rechazan el contacto a menudo como resultado de la terrible violencia y las enfermedades que trajeron consigo los foráneos. A menudo el contacto ocurre simplemente porque los foráneos pretenden arrebatar a las tribus sus tierras y recursos. Los pueblos indígenas y tribales son los mejores conservacionistas y guardianes de la naturaleza y por eso sus tierras son ricas en recursos naturales. La madera de sus bosques es extremadamente rentable, al igual que el petróleo y el gas que hay bajo sus pies. (Fuente: https://www.survival.es/indigenas/frontera-amazonica-no-contactados )

Micro Moi 1 - tribe

Imagen de Survival

Si quieres ayudar a los pueblos indígenas, puedes hacer tu donativo y recibir este 

Micro moi 1 - woman and nature

 

 

u otro producto de ArteSoslidario, sólo tienes que ENTRAR EN NUESTRA TIENDA Y RESERVARLO. Puedes encontrar obras y libros desde tan solo 10€.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *