La Abstracción Poética de Ángel Santiago Plata

Resumen

Partiendo de la tradición pictórica que le vio nacer: la Abstracción Lírica, Ángel Santiago Plata ha evolucionado sus rasgos formales y significativos de un modo completamente genuino sin dejar atrás las nuevas aportaciones que habían cambiado el modo de concebir el arte a mediados del siglo XX. Estamos ante un artista transversal que ha evolucionado su obra y los materiales que en ella emplea de un modo original. Comenzó aplicando acrílico para expresar ideas místicas muy personales, continuó mezclando acrílico y fumage (humo) tras detenerse a explorar éste último por lo que es: una huella procedente de un material intangible. Lo intangible, la insinuación, la evocación le sirve para contar y convertir su plástica en idea pura libre de materiales, excepto el inevitable soporte. Asimismo, juega con este soporte sugiriendo mediante la arruga del papel o del lienzo una piel que ha sufrido con el paso del tiempo. Su exploración combina estas ideas básicas para generar conceptos que, en su serie Multitudes, dan un vuelco a su obra y combinan sus descubrimientos gracias al juego con los materiales, retornando a lo figurativo mediante la mezcla del acrílico muy diluido a modo de acuarela, la arruga del soporte y el fumage. La obra de Ángel nos sumerge y media entre nosotros y su interior: sus inquietudes y sus preocupaciones, mediante una poética en su mayor parte abstracta.

 

Ángel Santiago Plata (1965)

Fue en 1964 cuando el crítico estadounidense Clement Greenberg acuñó el término Abstracción Lírica para denominar una nueva generación de artistas que participaron en la exposición organizada por él mismo en Los Ángeles y que se alejaban de la tendencia del Expresionismo Abstracto. Un año después, nacería en Madrid Ángel Santiago Plata, nuestro artista del mes. No es baladí esta referencia hacia la Nueva Abstracción o como también se la ha nombrado Abstracción Postpictórica. Ángel Santiago Plata navega por las turbulentas aguas artísticas que se cocinaban durante su nacimiento, arrastrando tras de sí parte de la tradición anterior del Expresionismo Abstracto de Jackson Pollock o Mark Rothko. Sin poder establecerlo en una denominación clara, nuestro artista genera un modo de expresarse que toma características de aquello que considera relevante para desarrollar en su obra procedente de otra hornada de virtuosos dedicados a diferentes disciplinas: Richard Serra (escultura), José Guerrero (pintura), Sebastián Salgado (Fotografía) o Jean-Michel Basquiat (pintura).

Influencias de Jackson Pollock (dripping) en Huellas VI (2007).

 

Líneas de trabajo

Siendo un artista transversal, se debe considerar la obra de Ángel desde sus diferentes líneas de trabajo, en las que se puede hallar una serie de características que nos permiten observar su evolución. No obstante, las obras vertebrales de su trayectoria y con las que podemos resumir precisamente estos rasgos y definir su progreso son tres: “Alrededor”, “Huellas, Restos, Rastros” y “Multitudes”. ¿Pero qué podemos destacar en concreto de estas tres obras que sea especialmente relevante? Precisamente aquello que a Ángel lo hace único: su poética, aplicada a los temas personales o sociales que le inquietan.

Alrededor. Parte del círculo como el todo, el infinito; símbolo de la tierra.

Huellas, Restos, Rastros. Obras en las que destaca la arruga ya sea en papel o en tela evocando las rugosidades de la piel, destacando el paso del tiempo.

Multitudes. Una “pintura sin pintura”, una crónica de lo efímero en la que se combina la suavidad del humo y la fuerza de la imagen.

 

La sugerencia

Ángel, parte de la evocación, de la insinuación, como bien apunta Gracia Iglesias: “Santiago prefiere sugerir a narrar” y su recurso retórico principal podría decirse que es la metáfora sensorial, como por ejemplo la metáfora táctil, es decir, aquella que mediante la visión nos traslada al tacto. Esta cualidad nos lleva a relacionarlo directamente con el arte de a partir de mediados del siglo XX, como bien apunta Gombrich en su Hª del Arte, pues “[…] muchos artistas están fascinados por lo que llaman textura, el tacto de una sustancia, su suavidad, o rugosidad, su transparencia, su densidad. En consecuencia, desechan la pintura ordinaria y la sustituyen por otros materiales, como barro, serrín o arena”. Esta exploración de la materia en su vertiente táctil, matérica, parece ser algo intrínseco a la sociedad Occidental del siglo XX que sufre de un empacho de acumulación de materiales de los que se decide prescindir radicalmente en cierto momento. Podríamos compararlo con ese cambio que ha supuesto la era digital. Si bien en la era analógica los soportes debían acumularse materialmente, en la era digital acumulamos digitalmente. Ya no hay bultos que llenen nuestras estanterías o armarios sino que acumulamos unos y ceros en la nube. Se produce un paso de lo tangible a lo intangible, pero una intangibilidad acumulativa como la forma que tiene Ángel de emplear el humo, que por acumulación sugiere texturas. O esa amalgama de arrugas, que en conjunto generan una piel. Se produce un paso de lo matérico a lo etéreo, a la idea pura, que tiene como único medio el soporte, prescindiendo a partir de Multitudes de la materia que tradicionalmente da forma a la representación.

Laberinto (2010)

 

Fumage o humo como procedimiento pictórico

Es curioso, que un artista como Ángel se haya decantado por el fumage para su obra más tardía. Según José Antonino Pérez Esteban en su estudio El humo como procedimiento pictórico: fumage, el humo ofrece una amplia gama de posibilidades ya sea por combinación con otras técnicas o por su particular modo de representación. El carácter propio del humo, además, añade connotaciones subjetivas que enriquecen el discurso de quien lo usa. Ángel lo define como una vuelta a la cueva, este “guiño” a las pinturas primitivas, en las que existen restos de humo y marcas sobre él, y que nos dirige inevitablemente a la caverna platónica. Las sombras como humo, el humo como denuncia, una denuncia que a veces parece una ilusión.

Multitud II (2014)

Problemática social

Si bien, Ángel trata su temática desde el interior del ser en Alrededor, poco a poco, en su exploración temática, se va alejando de la pura Abstracción Lírica y se va trasladando hacia una problemática social en la que aplica una poética evocadora. Va tomando su propio camino y obteniendo su sello personal a través del fumage o de una combinación entre éste último y la pintura acrílica como en su serie Multitudes. Ángel trabaja con acrílicos por su inmediatez (secan rápido) y permiten trabajar de una forma impulsiva a la par que limpia. Además de ampliar sus posibilidades expresivas acercándose a la fluidez de la acuarela mediante los denominados lavados. La combinación entre ambos da como resultado imágenes oníricas, cuyo procedimiento con el fumage se asemeja a un revelado fotográfico en el que se ha de destacar la huella o el indicio. De nuevo la intangibilidad o el suceder de las cosas. Asimismo, también puede trasladarnos a oriente comparando la semejanza de las ondas que genera el humo con la tinta india diluida en agua. Ángel destaca de este modo “la fugacidad de lo intangible y lo etéreo de las cosas”.

De arriba a abajo: Patera I, Patera II y Patera III (2016)

 

Conclusiones

Sin duda, nos encontramos ante un discurso reflexivo, intimista y rumiado a pesar de la inmediatez de su expresión. Un discurso poético y social donde lo más importante se centra en “contar”. Ángel subraya que una obra debe tener un discurso, una “teoría”, pero debe tener algo más, y eso es la mano del artista, su trazo, su pincelada, su gesto, eso le da calor, energía y se siente si es así. Ángel en definitiva nos habla de que la obra de arte ha de tener esa aura de la que nos hablaba Walter Benjamin en su ensayo La obra de arte en la época de la reproductibilidad técnica. Y sin duda, Ángel Santiago Plata transmite en su exploración e investigación plástica y conceptual ese carácter genuino con un punto de originalidad.

 

* Cada una de las obras mostradas en este post y muchas más,

podrás encontrarlas en la Galería de Arte de ArteSOSlidario

 

Por un mundo mejor, más solidario y sostenible,
con el arte y la cultura como herramientas