Blanca Modolell: Celebrando la Vida

Artista del mes -

Blanca Modolell: Celebrando la Vida

Esta barcelonesa aficionada al arte, a pesar de no tener formación artística, ha tenido el privilegio de tomar lecciones de arte de Joan Pallarés, Miguel Torrús y Ramon Pujolboira. Según afirma, Joan Pallarés le proporcionó una base, Miguel Torrús le dio un empujón y Ramon Pujolboira le enseñó a sentirse artista. Dedicada a su trabajo de agente rural en la comarca de L’Alt Empordà hace de la naturaleza en sus cuadros una celebración de la vida.

Para hablar del arte de Blanca Modolell hay que distinguir entre dibujo, acuarela y óleo. Sus dibujos ilustran retratos de personas anónimas, celebridades o personajes históricos indistintamente. Sus acuarelas motivos vegetales y animales. Y sus pinturas reúnen los dos motivos anteriores con un estilo pictórico muy particular aplicado al óleo.

 Niños, Flores III y Camello
Niños (2017)                       Flores III (2019)                  Camello(2017)
  

Blanca es muy metódica y reserva cada tipo de técnica a un espacio concreto: el dibujo para el escritorio, la acuarela para el aire libre y el óleo para su taller. Por lo tanto, el lugar físico en el que se desenvuelve es el que determina el uso de cada medio.

Pero introduzcámonos un poco más en su forma de pintar. Ya sea a la acuarela o al óleo, Blanca pinta con mucho pigmento y, del mismo modo, húmedo sobre seco y graso sobre magro.

Es muy curiosa su forma de hacerlo, pues más que pintura es dibujo pintado. Predominan las líneas sobre las manchas y éstas últimas se aplican como tintas planas, siendo esta una influencia de su formación en la pintura acrílica. Las diferencias entre acrílico y óleo son notables. Es muy curioso que a lo largo de la Historia se han intentado lanzar pinturas como alternativa al óleo: acrílico, gouache, acuarela… pero ninguna de ellas ha conseguido alcanzar la magnificencia del óleo (aún sin menospreciar las cualidades de estos otros materiales). En el caso de la pintura acrílica, compuesta por pigmento y látex como aglutinante, por muchos médiums que se le apliquen nunca se consigue empastar tan bien como con el cuerpo del óleo. La pintura acrílica no permite crear degradados con la fluidez del óleo debido a su rápido secado y esto facilita la creación de tintas planas: plastas de un único color predominante. Acostumbrada a la aplicación del acrílico, las pinturas de Blanca siguen esta premisa a la que se le añade la textura del óleo. Sus pinceladas son fuertes por lo que como soporte dispone normalmente de una tabla o de lienzo sobre tabla.

Glicina

Glicina (2017)

Blanca se sincera, nos dice que su pintura tiene poco de intelectual, que ella pinta por afición porque es algo que le hace sentir bien, le proporciona momentos muy íntimos e intensos. Sin embargo, sí podemos teorizar sobre su pintura, porque a pesar de lo que ella cree, aunque de primeras no parezca expresarlo, esconde precisamente su amor por la vida tomando como referente la espiritualidad y ciertos procedimientos de la pintura oriental que la acercan al sintoísmo, así como un análisis en términos científicos de motivos que le causan curiosidad, admiración o vehemencia. Además, la particular mezcla que hace de dibujo y pintura, la acerca aunque sin pretenderlo al género de la ilustración.

Medusa (2016)

Un poco casualidad, un poco intencionalidad, el enfoque gráfico de la pintura de Blanca coincide con el de la pintura oriental, que además se basa en las técnicas al agua y toma el espacio en blanco como algo crucial (significa la negación del individualismo), así como una inclinación natural hacia el paisajismo. Este enfoque gráfico de la pintura asiática va de la mano del arte de la caligrafía. Se podría decir que la pintura oriental más que “pintada” está “escrita”.

Hay muchas maneras de “escribir” este tipo de pintura, en concreto cuatro: gongbi, baimiao, mogu y xieyi, cuyas características y ejemplos mostramos a continuación.

 Gongbi: de trazos suaves y colores vibrantes y claros. Baimiao: es el arte de la línea con ausencia de color.
Baimiao
Mogu: como la pintura gongbi, pero sin trazar los contornos.
Xieyi: emplea técnicas de caligrafía, se realiza rápidamente y por ello se caracteriza por la espontaneidad de su línea.
Mogu Xieyi


A Blanca parece influenciarle más la pintura xieyi y los temas que transitan las cuatro pinturas: animales y plantas.

Xieyi

Atmeller en flor (Almendro en Flor)                         Flors (Flores)

No obstante, el tratamiento a color de la línea de Blanca no sólo se asocia a la pintura oriental, la ilustración Occidental también entra en juego. El ejemplo más claro que hemos encontrado es el de Miguel Delicado, ilustrador valenciano, de técnica digital. Miguel Delicado pinta a la vez que dibuja muy claramente valorando el color de la línea como Blanca. La falta de realismo y la plasticidad de la imagen hacen de las pinturas de Blanca una ilustración tradicional al óleo.

Cyberpunk Pavo Real
Cyberpunk (Miguel Delicado, 2021) Paó/ Pavo Real


No obstante, dejando este último dato aparte y regresando a la influencia principal de Blanca Modolell, podemos encontrar en su pintura un símbolo, en su extensa obra que data al menos desde 2015, que la ata a este estilo: su modo de firmar, con un sello personal al modo japonés. De este modo explicita su afinidad con este arte.

 Modo Sellos Japoneses
Firma de Blanca Modolell Ejemplos de sellos de firma japonesa


Seguro que muchos de nosotros hemos visto o nos hemos preguntado qué son esos sellos o cómo funcionan. Los japoneses utilizan sellos para firmar que contienen su nombre en kanji. Ellos no establecen un garabato al modo Occidental sino que estos sellos les son cedidos por las instituciones entre el final del instituto y antes de la universidad para la firma de documentos oficiales y no oficiales.

En conclusión, Blanca no sólo pinta motivos que le gustan o le inspiran; Blanca pinta para celebrar la vida.